Menu
Memoria peak 43636552
Memoria uso  43473728
Dirección: Francisco Krebs
Elenco: Loreto Lustig, Francisco Díaz
Dramaturgia: Francisco Krebs
Diseño y realización audiovisual: Andrés Lagos
Diseño espacial e iluminación: Juanita Needham
Gráfica y registro fotográfico: Andrés Lagos.
Vestuario: Vesna Beros, “DeLourdes”
Asistentes escénicos: Ignacio Tolorza.
Operadores Técnicos: Gabriel Meza, Cristóbal Goldsack
Producción: Maqui Producciones

Viernes, sábado y domingo

Viernes y sábado a las 22 horas y los domingo a las 20 horas.
$5.000 entrada general y $3.000 estudiantes y tercera edad.
Boletería abierta 1 hora antes de cada función.
Alternativas de estacionamientos pagados en Pío Nono 40 y Bellavista 052
Sala con aire acondicionado
Ciclovía a la puerta

Auspiciadores

Patrocinadores

 
FacebookTwitterEmailCompartir

DEJATE PERDER

Viernes, sábado y domingo

Viernes y sábado a las 22 horas y los domingo a las 20 horas.

Luego de dos exitosas temporadas, vuelve al Teatro del Puente una de las obras mas comentadas de la última versión del festival Stgo. a Mil. Evaluada por la crítica como una de las mejores obras de teatro emergente del 2012, el montaje se presentará en el Teatro del Puente entre el 10 de mayo y el 15 de junio.

Déjate perder, basada en textos de Tennessee Williams, Patrick Marber y Heiner Müller, presenta dos temas principales: el deterioro de las relaciones amorosas y los problemas del teatro actual. Una mujer y un hombre aparecen felices en las azoteas de Santiago, recreando postales románticas del cine norteamericano. Con esa imagen comienza Déjate perder, pieza que, jugando a boicotear la ficción a cada instante, muestra cómo la pareja juega a actuarse para evitar una separación que parece inevitable. La puesta en escena pone en jaque la teatralidad, valiéndose de distintos estilos de actuación, una escenografía que se revela falsa y atractivos recursos audiovisuales.

El texto Háblame como la lluvia y déjame escuchar de Tennessee Williams, principal exponente del realismo psicológico norteamericano, fue desarticulado en un proceso creativo que apeló a la intertextualidad como mecanismo de construcción de la dramaturgia definitiva de la obra. Aún cuando se conserva la anécdota principal planteada por Williams en relación a las terribles dificultades relacionales de una joven pareja, la dramaturgia textual es intervenida constantemente en el proceso de construcción de la puesta en escena.

En ese sentido, más allá de los textos de Williams, la obra se nutre de una selección de distintos retazos textuales de autores dramáticos posmodernos como Heiner Müller, Patrick Marber y Copi, para, en un cruce con textos del director, Francisco Krebs, estructurar su narrativa textual definitiva.

El espectáculo Déjate perder, está sustentado, en su aspecto escénico/actoral, en un proceso creativo que abordó la problemática de reconstituir la escena desde múltiples capas actorales en una constante tensión entre el universo de la representación y el de la presentación. De esta manera, ambos actores/personajes se permiten, en esta puesta en juego de su relación amorosa, dialogar desde distintas convenciones, lenguajes o estilos de actuación, que van desde un hiperrealismo psicológico, pasando por una actuación barroca o clásica, hasta incluso el teatro físico.

El instante presente de la escenificación junto al espectador busca poner en dialogo, muchas veces en tensión, la acción que ocurre en el aquí y el ahora del espacio/tiempo donde comparten actores y espectadores con las distintas proyecciones audiovisuales que se articulan como un otro eje narrativo del montaje. Se sitúa al espectador y los actores frente a una narración escénica rizomática donde los distintos planos de realidad/ficción se alinean, distancian, yuxtaponen o superponen constantemente.

Comentarios ( 0 )
Memoria peak 44118240
Memoria uso  43786192